Una, Santa, Católica, Apostólica y…perseguida.

por

Hola a todos:

En cierta ocasión el Papa se acercó a visitar el seminario de Roma y se acercó a uno de los jóvenes seminaristas para preguntarle las notas de la Iglesia. El muchacho respondió: “Una, Santa, Católica y Apostólica, Santo Padre”, a lo que su Santidad le objetó “te falta una”. El seminarista enrojeció hasta la exageración y el Papa le dijo “te falta perseguida”.

Os cuento esta anécdota, no porque hayan cambiado las notas de la Iglesia, sino porque aquel Papa quería hacer ver a sus futuros sacerdotes, que la Iglesia sigue estando en el punto de mira de poderosos  y radicales. No se han quedado anticuadas las palabras de Cristo “os perseguirán y os arrastrarán a los tribunales… a mí también me han perseguido, pero no temáis, yo he vencido al mundo”.

¿Qué vemos en las noticias los últimos meses? Bombas en iglesias de distintos paises del mundo, tiroteos durante la misa contra pequeños y mayores que participan en el sacramento de la fe, asesinatos a sangre fría de cristianos, etc. Por una parte es preocupante que no podamos vivir la fe con tranquilidad, ni ellos en países lejanos, ni nosotros en España, aunque lo nuestro no tiene ni punto de comparación con ellos. Por otra parte, es el cumplimiento de las palabras del Señor que nos anunciaban que si a él, que es el Maestro lo perseguían, a nosotros, sus discípulos también nos iban a perseguir; pero que no hemos de temer. Si se ha cumplido su predicción, también se cumplirá su promesa.

Este tema es algo que me ronda la cabeza contínuamente y de lo que hemos de convencernos antes de embarcarnos en esta tarea, porque si no estamos dispuestos a “perder” algo de reputación, de fama, de comodidad, ¿cómo vamos a servir al Crucificado? Muchos han abandonado el Barco, cuando se han visto vapuleados por su propia familia al seguir el Evangelio con radicalidad, tratados de locos, de integristas o “borregos”. Muchos se achican al encontarse con la dificultad diaria de defender sus ideales y su fe. Y otros se crecen hasta dar un heroico testimonio de lo que han visto y oido, como el caso de los cristianos coptos de Egipto que, entre una aplastante mayoría musulmana, defienden su fe hasta llegar muchos al martirio.

Es el caso de D. Demetrio, que estamos constatando con dolor los que queremos estar en comunión con los mandamientos y la doctrina cristianas. En todos los diarios, en programas de tele basura, en la prensa hemos visto cómo se ha llegado hasta el desprecio de nuestro Obispo por no haberse callado (postura mucho más cómoda) y haber denunciado la invitación constante que se hace a nuestros niños y jóvenes a la fornicación. Yo me pregunto. ¿qué pensaban que podía decir un Obispo al respecto? ¿Cuando ha cambiado la doctrina de la Iglesia respecto al tema de la sexualidad ordenada al bien de la persona? ¿No será que muchos quieren que cambie y como constatan que nos es así, patalean en público? La Iglesia no se calló en tiempos de fuertes persecuciones y no lo hará hoy tampoco. Los cristainos consecuentes estamos al pie de la noticia, pero no por el morbo, sino porque por boca de D. Demetrio ha hablado Jesucristo y cientos de millones de cristianos. Hay, ha habido y habrá bautizados que no lo entiendan y discrepen. Quizá sea un buen momento para formarnos todos en lo que significa la verdadera fe y propuesta que nos ofrece el Señor, que va más allá de decir “yo tengo mucha fe, pero no creo en la Iglesia. Eso se pasó de moda. La Iglesia está viva, es joven y nos cuida como la madre que no tiene ojos nada más que para sus hijos.

¡Ánimo! Estamos en el camino correcto, no porque lo digamos nosotros, sino porque es Cristo el que nos eligió. Un abrazo a todos.

, , ,

  1. #1 publicado por Rafa 23/Ene/2012 23:52

    Ciertamente es dificil permanecer fiel a la Verdad, y mas costoso proclamarla tan claramente como ha hecho nuestro pastor, alegrandose incluso ante los intentos de amedrentamiento nada fundamentados. Por eso es mayor su merito y mi orgullo por el y por mi Iglesia. Anima ver cristianos valientes, hermanos nuestros en Nigeria o la India, o en la puerta de enfrente, que al poner en la balanza la comodidad ven que no pesa nada en comparacion con el Camino, la Verdad y la Vida. Bravo por todos esos.

  2. #2 publicado por Astrid Carolina Buitrago García 24/Ene/2012 01:25

    Muy interesante la anécdota.

(No será publicado)