Moniciones Domingo IV Tiempo Ordinario Ciclo C

por

DOMINGO Cuarto de Tiempo Ordinario Ciclo C

Monición de entrada
Bienvenidos todos, cuando estamos a punto de finalizar este mes de enero, a esta Eucaristía donde el Señor, una vez más, nos sigue sorprendiendo con su Palabra, con su presencia y –sobre todo- por ser Alguien que nos causa gran admiración. Tenemos que dar gracias a Dios, porque entre tantas cosas que podríamos hacer hoy, hemos optado por JESUS, por su Eucaristía. Nosotros sabemos que, vivir con El, es llenarnos de fortaleza y de amor. Iniciemos esta Eucaristía con el canto.

Monición a las lecturas
Hoy, cuando nos disponemos a escuchar las lecturas, tendríamos que reflexionar que EL SEÑOR NOS QUIERE Y NOS LLAMA ,que incluso antes de nacer, ya nos conocía. Escuchemos atentamente la Palabra de Dios, en la que vemos que no siempre es fácil seguir a Jesús, como Jeremías, vivir con el amor que San Pablo nos habla o reconocer a Jesús en el día a día.

PETICIONES
1 – Por la Iglesia. Para que pesar de las dificultades descubra que, ser PROFETA, es lo más grande que puede ofrecer y ser ante Dios. Roguemos al Señor.
2 – Por los que nos ayudan a descubrir el rostro de Jesús. Por los sacerdotes y catequistas. Para que no se cansen de acercarnos a la vida de Cristo. Roguemos al Señor
3 – Por los gobiernos de las naciones; para que miren siempre el bien de todos, ocupándose de los más desfavorecidos. Roguemos al Señor
4 – Por los enfermos, los pobres, los necesitados, en especial por los afectados por el terremoto de Haití, para el Amor de Dios haga más leves sus sufrimientos. Roguemos al Señor
5 – Por tantos países que no conocen a Jesús. Por aquellos otros países que persiguen a nuestros hermanos cristianos. Para que sea posible el respeto. Roguemos al Señor
6 -Por las familias, para que tengan siempre en el centro de sus actuaciones a Cristo y por los jóvenes y los niños para que crezcan siempre en un entorno de amor. . Roguemos al Señor
7 – Por nosotros; presentes en la Eucaristía, para que tomemos en serio la responsabilidad que tenemos de ofrecer nuestro amor y servicio a toda la Iglesia. . Roguemos al Señor

, , ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)