Vigilia de Espigas en Montilla

por

El pasado sábado dia 19 de Junio, la sección de la Adoración Nocturna de Fte Palmera, unos 30 en total, ya que algunos de sus miembros no pudieron asistir, nos trasladamos en un autocar que compartimos con la sección de Palma del Rio, hasta Montilla, para celebrar, como ya viene siendo habitual, la Vigilia de Espigas, que anualmente se celebra y que va rotando por los distintos pueblos de la provincia.

A las 8 de la tarde llegamos a Montilla, nos reunimos con los demás pueblos (creo que algo mas de 40) venidos desde toda la provincia, en la iglesia de Santiago, desde donde salimos en procesión y por orden de antigüedad, y en la que nosotros por ser invitados, (ya que aún no estamos legalmente constituidos por encontrarnos en periodo de prueba) encabezamos la procesión de banderas en la que creo que había mas de 600 personas.
Por las calles de Montilla y de camino a la iglesia de S. Francisco Solano, los adoradores asistentes a la procesión de banderas, iban entonando cantos de alabanza al Señor. La multitudinaria y alegre procesión llamaba la atención de las personas que se encontraban por las calles y de las que se asomaban a los balcones.

Llegados a la iglesia de S. Fco. Solano a las 10 de la noche, dio comienzo la vigilia con las Vísperas y la Santa Misa, que presidio D. Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba, y concelebraron más de diez sacerdotes. Nuestro párroco y Consiliario de la Adoración Nocturna de Fte Palmera, D. Patricio Ruiz que no pudo estar presente en la Eucaristía, por tener que atender otros asuntos en nuestra parroquia, si que se nos unió una vez acabada ésta y nos acompañó durante toda la madrugada.
A las 12 de la noche y hasta las 5 de la madrugada, se fueron sucediendo los turnos de vela, en los que los distintos pueblos se iban turnando (en cada turno entraban aprox. 10 pueblos) según les correspondiera, nosotros estuvimos de 3 a 4 de la madrugada.
A las 5 rezamos todos juntos el Santo Rosario y Laudes, y poco antes de las 6, volvimos a salir en procesión, hacia las afueras del pueblo, se entonaron alegres cantos al Santísimo que se detuvo a bendecir a su paso varios altares ; una vez a las afueras y en un pequeño parque, se bendijeron los campos y se dio la bendición a todos, acto seguido D. Tomás Pajuelo, Consiliario Diocesano para la Adoración Nocturna de Córdoba, dedico unas palabras de agradecimiento a todos y en especial a la Adoración Nocturna de Montilla por la magnifica organización del acto.
Y para terminar, nos obsequiaron con un chocolate calentito (que se agradeció, porque a esas horas hacía fresquito) y unos dulces.

Una magnifica noche, en la que hubo tiempo para todo, en la que compartimos charla, oración y meditación, en un ambiente de alegría, en familia, allí todos teníamos el mismo objetivo, adorar al Santísimo, dios y padre de todos nosotros y por el que estamos dispuestos a hacer este y otros sacrificios, para mayor gloria suya. Una noche en la que nosotros, por ser la primera vez que vamos, nos sentimos privilegiados, estuvimos muy expectantes, fijándonos en los detalles, porque también algún dia nos tocará a nosotros preparar la Vigilia de Espigas.

Esta es la cronica de una noche extraordinaria, en la que, porque no decirlo, veniamos cansados pero contentos y llenos del Señor, una experiencia inolvidable.
Os esperamos en la Adoracion Nocturna. Un abrazo

  1. #1 publicado por Patricio 26/Jun/2010 15:39

    Buena crónica de aquella magnífica noche. La Adoración Nocturna Española nació en Francia, por el S.XIX, gracias a un grupo de hombres seglares, que sintieron el deseo de acompañar al Señor en las horas en que el resto duerme, se divierte o camina, como dice la Escritura por el “camino ancho”. Gracias a Dios, en nuestra Colonia también nos hemos sumado a los miles de adoradores, hombres y mujeres de todo el mundo, para acompañarlo, alabarlo y reparar su Corazón por las blasfemias, pecados y persecuciones ajenas y propias. ¡änimo a los que estáis aún dudosos! El Señor no defrauda. ALABADO SEA JESÚS SACRAMENTADO. AVE MARÍA PURÍSIMA. Un saludo

(No será publicado)