Vivencias en el Cursillo de Cristiandad. Testimonio de Miguel Hidalgo.

por

Desde los dias 10 al 13 del presente mes de junio, hemos asistido al cursillo mi mujer Gloria, mi amigo Javi Tamayo y yo. Los tres hemos venido llenos de VIDA y con nuestra FE en Jesucristo por las nubes; ahora tenemos que ir aumentándola en el día a día.
Pero os cuento un poco mis vivencias. Cuando decides ir, desde ese mismo momento te preguntas ¿Como será aquello?¿Qué nos encontraremos? ¿Qué nos contarán? total muchas preguntas. Cuando preguntaba a los que ya estuvieron, todos me contestaban igual: “Ya te enterarás, ya lo comprobarás por ti mismo”. ¡Y que razón tenían!.
Es una experiencia única e irrepetible: irrepetible porque no puedes repetirla “evidentemente”, porque sino iríamos una y mil veces. Antes de vivir el cursillo, no me podia imaginar cómo allí se abre el corazón al Señor y qué facilmente. Desde el mismo momento de la llegada, presientes que aquella casa tiene algo especial.
Llegamos el jueves a las 7 de la tarde, nos colocaron en nuestras habitaciones; después de la cena, fuimos a la capilla a darle las buenas noches a Jesús, buenas noches a todos y hasta mañana si Dios quiere. Al día siguiente nos levantamos a las 8, fuimos a la capilla a darle los buenos días a Nuestro Padre, desayunamos y comienza la dinámica del cursillo. Fueron tres días muy intensos, pero se me pasó en un “plis-plas”.
Contado así, parece una vivencia no tan única, pero sí os digo que desde el primer día se palpaba la presencia de Dios entre nosotros; en cada grupo, en los pasillos, cuando salíamos al patio a fumarnos un cigarrillo, en cada rincón, y lo más importante, en el corazón de cada uno.
Lo más grande fue la visita al Sagrario, cuando nos poníamos en la presencia del Señor sentía que el corazón se agrandaba, sentía una gran paz y felicidad interior. Notas que el Señor se alegra porque a todos nos gusta que nos visiten y a Él más, pues se pasa la mayor parte del tiempo solo. Cuando estás con Él, es para decirle: “Señor, enciende nuestros corazones, que nos vamos a quedar un buen rato más contigo”.
¿Entendéis ahora por qué presentía que esa casa tiene algo especial? El Señor nos había llamado y nos estaba esperando. ¡Qué suerte y qué privilegio que Él nos haya elegido!
Por mucho que os diga, la verdad es que no lo vais a entender.
Os animo a todos los que aún no habeis ido, que reserveis tres días y hagáis un paréntesis en vuestras vidas, porque allí realmente os encontraréis con el Señor.

,

  1. #1 publicado por Paco y Pili 21/Jun/2010 18:12

    Nos sentimos tan llenos de alegría como vosotros por este encuentro con el Señor, es realmente bonito que hermanos de nuestra parroquia quieran seguir teniendo esta experiencia de Dios a través de nuestro movimiento de Cursillos de Cristiandad. Es por eso por lo que os damos la enhorabuena y os animamos a que sigais invitando a todo aquel que conozcais, para que pasen por esa vivencia “única e irrepetible” que es vivir el cursillo y así como vosotros se sientan llamados y escogidos para seguir con esta labor de evangelización. Un fuerte abrazo en Cristo y “DE COLORES”

  2. #2 publicado por Enrique 22/Jun/2010 01:53

    Mu bien, Miguel, mu bien, eso ha estado muu bien. Ya en serio, da gusto escucharte y leerte, no dejas de asombrarme, eres a mi entender, la sorpresa de la parroquia. Me da mucha alegría que experiencias como la de cursillos, os haga tanto bien a los tres, de ahí, también nos alimentamos todos con tu testimonio, esa inocencia casi virginal, con la que se sale de la casa de San Pablo de cursillos, con las ideas tan claras y unas ganas locas de contarle a todos lo contento que estas, lo lleno que estas del Padre…, te sientes tan especial, casi único.
    Ahora tu parroquia será tu referente (que ya lo es), donde alimentaras tu fe, donde darás a compartir, y donde tomaras de lo compartido.
    Enhorabuena a los tres por vuestro cursillo.
    Un fuerte abrazo de vuestro amigo Enrique.

  3. #3 publicado por gloria 22/Jun/2010 11:11

    Leyendo el comentario de mi marido, me quedo perpleja y sin palabras Pero mi testimonio aunque casi identico tiene algunas diferencias Yo no iba con la misma FE que el , o almenos eso creia yo El fue quien me animo me decia que debia de ir; que vendria cambiada; lo que no me imaginaba que cambiaria tanto .Yo ya llevaba tiempo observando el cambio que el habia dadodesde un tiempo atras; lo notaba muy cambiado; pero para mejor entonces decidi acompañarlo de vez en cuando a misa; por la noche leia la biblia con el; pero el cambio de verdad lo he notado en los cursillos. Aprendes a ver las cosas de otra forma, cambia casi todo en tu vida, yo pensaba que hacia las cosas bien, aunque no las hiciera tan mal, no terminaba de estar en el camino correcto. Cambias el concepto de ver la vida me ha cambiado el caracter ultimamente nooooooooooo tenia alegria por nada, ahora soy mas optimista, soy una mujer totalmente nueva ,mi FE en el Señor es mucho mas fuerte. La verdad es que cuando llegas alli se respira tranquilidad, sientes una paz interior enorme lo comentabamos en casa con nuestros hijos ¿que pronto se mete el señor en nuestros corazones? Hay mucha gente buena a la que merece la pena unirse, empezando por los directores espirituales, AntonioF Murillo , Pablo calvo, nuestros cordinadores Juan Fuentes y el equipo responsable equipo de cocina y todos los cursillistas . Con toda esta gente aprendes a vivir con Dios y a seguirlo , ahora tengo que continuar lo que con tantas ganas empece, y seguir viviendo con el y para el. Os animo a todos que “que merece la pena” efectos que a producido esta Fe en mi que Dios no nos deja solos nunca nos hacemos personas nuevas , somos familia de dios porque aun teniendo familia de sangre nos encontramos solos muchas veces y Dios siempre esta al lado nuestro solo tenemos que verlo y yo ya lo veo merece la pena tener ese reencuentro para toda la vida . gloria .

  4. #4 publicado por Rafa 22/Jun/2010 11:38

    Enhorabuena Gloria, Miguel y Javi por vuestro reencuentro con Jesús vivo, el maestro de los cristianos. Me alegra mucho de que, como pasó conmigo, vuestro cursillo os haya supuesto algo importante en vuestro caminar, y haya marcado un antes y un después. Eso sólo puede ser por causa de un encuentro con Dios que os ha inundado con su Espíritu, porque Él es paciente y ama a todas las personas, y como decía Miguel, os estaba esperando.

    La experiencia de ese amor paciente que habeis sentido en San Pablo es un regalo para vosotros. Y vuestro testimonio es un regalo para todos los que os conocen, porque les vais a transmitir lo que habéis recibido con la misma intensidad.

  5. #5 publicado por Juani Reyes 4/Jul/2010 15:12

    Miguel, me alegro mucho con vosotros, por esta experiencia, Fernando y yo también pasamos por esa casa de San Pablo de la que dices que tiene algo especial, y es verdad, y esos momentos que describes, también lo vivimos nosotros, inexplicables, porque aquello que viene del Espíritu no se puede transmitir con palabras, solo se puede “vivir”. Se puede hablar de dolor, alegría, de hermandad, complicidad, pero hay algo que supera todo eso, porque allí es Dios mismo el que actúa en nosotros, desde nuestras vidas. Cada uno sabe el diálogo que ha tenido con Dios en esa casa de Espiritualidad, ese lenguaje solo lo hablamos con Él, que nos escucha incluso sin palabras. Yo le hablé a Dios y El me habló a mi, como mejor lo sabe hacer, y nosotros lo podemos entender, desde las personas. Yo conocía el lenguaje de Jesús con algunas de ellas. A unos elegidos por el camino más fácil, a otros por el camino difícil, a estos últimos nos habla como con el y ellos fueron los que me hicieron reflexionar más sobre mi vida. Tomé conciencia de que todo se puede superar o aceptar si confiamos en Dios.
    A una de estas personas así hoy la recuerdo especialmente después de 11 años, era toxicómano, pertenecía a Renacer y tenía 37 años, él fue quien le dio mas sentido a mi cursillo, porque vi en él a ese Cristo roto que a veces no queremos ver pues nos daña, pero por el contrario a mi me ayudó para ver la humanidad de Dios, y que cualquier comunión es posible si queremos la conversión.

(No será publicado)